Con los juegos y experimentos que realizamos, ayudamos a mantener y aumentar la curiosidad de los niños por descubrir cómo y por qué suceden las cosas a su alrededor. Descubren por sí mismos secretos de la física, la química y la naturaleza de una manera divertida y amena.

Aprenden de una manera completamente experiencial qué son los átomos o cómo funcionan los fuegos artificiales o por qué las cebollas nos hacen llorar. Gracias al método utilizado, además, desarrollan una actitud crítica y analítica ante los problemas.

VOLVER A LA VISTA GENERAL DE ACTIVIDADES